historia cover image

Historia de Khatmandu

Más de medio siglo contempla la trayectoria empresarial de Saturnino Flores S.L. Una empresa familiar iniciada de la mano de su fundador, Saturnino Flores Herades, emprendedor que apostó siempre por la calidad y el rigor. Saturnino Flores Herades forjó y afianzó la andadura que comenzara su padre, viajante dedicado al comercio del pimentón.

Eran años duros, años de posguerra en España en los que se intentaba labrar un futuro más satisfactorio. El comercio minorista se resistía, costaba emprender. Saturnino Flores Herades consigue, con tenacidad, en el año 1953 establecerse en Espinardo, pedanía murciana íntimamente ligada al pimentón, como fabricante y envasador de especias y pimentón con la posibilidad de incluir las infusiones. La zona de Casillas, por la que se extendían gran variedad de cultivos, entre los que predominaban las plantaciones de menta, y la Vega Media de Murcia acogen el cultivo de la hoja, un cultivo alternativo del huertano para épocas en las que la cosecha habitual finalizaba.

image 01

Nace, entonces, Saturnino Flores Herades, N.C.R. atendiendo a tres ramas: Pimentón, especias y herboristería. Poco después, el mercado competitivo le hace decantarse en exclusiva por la rama de las infusiones, línea aún sin explotar en la Región de Murcia apostando por su cultivo y comercialización.

Hoy, este cultivo ya no existe pero siguen brotando en los campos de la pedanía las ramas de menta donde en el pasado se plantaba. En los inicios de los 90 la pertinaz sequía que azota la Región provoca que se abandone este cultivo por lo que hoy, la importación de las hojas de manzanilla, tila, té…, se obtiene de diversas procedencias: China, India, Ceylán, Europa del Este, Argentina,...

En el año 1954, Saturnino Flores crea la primera bolsita de filtro para infusiones puramente artesanal. Infatigable, en una de sus visitas a Madrid observa cómo consumen la infusión con una bolsita que lleva adosada un hilo de algodón, idea que traslada a su empresa en Murcia. El hándicap a alvar esta vez era la no existencia de la maquinaria indicada. La inquietud por mejorar le lleva en el año 1955 a importar de Inglaterra papel filtro en pliegos que se cortaban de uno en uno y que las mujeres manufacturaban, en el obrador de la empresa, soldándolos.

Aún con la precariedad de la época, decide automatizar el trabajo y contacta, en los años 60, con Industrias Robot de Albacete que desarrollan una máquina que acoge la hoja con la medida exacta por lo que es capaz de fabricar 7 filtros a la vez. La velocidad de fabricación es superior a la artesanal, pasando de 10 filtros por minuto a 700, siempre con la precisa vigilancia de los operarios.

En los años 70 llegan las primeras cuatro máquinas ALVI a imagen de las dignas patentes suizas con las que se llegó a una producción de 100.000 unidades diarias.

image 02

Es en el año 1977 cuando entra a formar parte de la empresa Saturnino Flores Carpe, hijo del fundador, como director comercial que representa a la segunda generación de esta empresa. Tras el fallecimiento de su padre, en el año 2000, pasa a dirigir la empresa familiar y en la actualidad continua la labor, mimando la producción y apostando por la innovación y fundando Saturnino Flores S.L.

Asentada en el Parque Empresarial BASE 2000, de Lorquí, a lo largo de los años, ha ido conformando una marca empresarial de carácter familiar con identidad propia y con visión de futuro al innovar con nuevas líneas de productos. Desde entonces, el compromiso de calidad e innovación se sigue manteniendo, logrando un crecimiento ininterrumpido.